Accueil

Abstinencia:
Interrupción total del producto sin ningún tipo de sustituto.

Hábito:
Necesidad de aumentar las dosis de una sustancia psicotrópica para obtener los mismos efectos. Acostumbrado, habituado, insensibilizado por el producto, el consumidor deberá tomar una cantidad cada vez mayor y con más frecuencia. A pesar de las terribles consecuencias, cansancio, malas notas, mentiras, robos, solo piensa en la droga, a comprarla y consumirla.

Bong:
Pipa de agua rudimentaria (ejemplo: botella de plástico) que permite concentrase e inhalar el humo de una sustancia, después de haberla humedecido con el contacto del agua o de alcohol. Esta humidificación permite al TCH pasar inmediatamente en la sangre a través de la garganta, la lengua, las vías respiratorias.

El subidón, consecuencia de esta práctica, es violento, alcohol y cannabis provocan un aumento mutuo de sus efectos.

Esta práctica extremadamente peligrosa favorece el cáncer precoz de la lengua, de la tráquea (hemos recibido testimonios relacionados con jóvenes de 18 años).

Es el tiempo que necesita el organismo sano (que nunca ha consumido) para eliminar el 50% de la sustancia absorbida.

Dependencia:
Dificultades para vivir sin el producto.

Casquillo:
Marcador de metal o pipa de terracota para fumar hachís.

Potenciador:
La suma de ciertas drogas provoca un aumento mutuo de sus efectos. El alcohol potencia el efecto de todas las drogas.

Psicotrópico:
Que actúa sobre la mente.

Reactivación:
Reactivación de un producto almacenado en las grasas en caso de estrés o de miedo: cóleras, violencias físicas y verbales, agresiones.

Muchos accidentes de tráfico se explican por ese fenómeno, el consumidor se encuentra a menudo bajo el efecto del producto y no está en plena posesión de sus facultades físicas y mentales.

Privación:
Interrupción del consumo de una droga psicotrópica.

En el mundo entero, los mejores resultados se obtienen gracias a la abstinencia total.

Esnifar:
Absorber droga por la nariz.

Sustitución:
Remplazar un producto por otro. En el caso de la toxicomanía, es administrar una droga psicotrópica legal, fabricada por un laboratorio farmacéutico (antidepresivos, somníferos, neurolépticos, anfetaminas) para remplazar una droga de la calle.

Flashear:
Efectos experimentados por el consumidor de drogas psicotrópicas.

donacion

Para tu sala de espera...

¿Eres médico, de profesión liberal... y dispones de una sala de espera?

Pide las plaquetas y post-it de Infancia Sin Droga!

Formar a tus hijos

Quiz

¿El alcohol es una droga?

  • No

oui

Si, el alcohol es una sroga sedativa. Una persona que bebe regularmente una fuerte dosis de alcohol se vuelve alcoholica al cabo de unos años. El alcohol tiene la particularidad de potenciar los efectos de todas las demás drogas. Una persona que toma alcohol junto con una o varias drogas se vuelve rápidamente toxicómana.

¿Tomar alcohol con cannabis tiene efectos perversos?

  • No

oui

Cuando se consume simultáneamente alcohol con cannabis, estos dos productos potencian mutualmente sus efectos.
Existe una práctica hoy en día generalizada, que consiste en asociar alcohol, cannabis, y otra droga. Muchos jóvenes hoy en día practican buscan “colocarse” mediante esta práctica corriente.

¿Si hemos tomado droga una vez, sentimos la tentación de volver a probar?

  • No

oui

La mayoría de las drogas permanecen el cuerpo durante años, almacenados en los tejidos grasos.
Durante un esfuerzo o estimulo físico, una caminata, una sesión de deporte, una sensación de miedo, de sorpresa, de excitación, se quema un poco de grasa y pequeñas cantidades de droga son reactivadas en la circulación sanguínea.

¿Nuestros médicos generalistas están concernidos por la toxicomanía ?

  • No

oui

Los médicos generalistas son los primero testigos de la toxicomanía. Para más información cliquear aquí.

El cannabis actual contiene tasa de THC 10 veces más elevada que en 1968?

  • No

oui

En 1968, contenía entre 0,6 y 6% de THC (Tetrahidrocannabinol, principal principio activo). Desde hace varios años, a causa de manipulaciones genéticas, híbridos y cultivos cubiertos, puede contener hasta un 35% de THC. Actualmente, el cannabis consumido por los adolescentes ya no tiene nada que ver con el que los padres han conocido.